Usos y propiedades del aceite esencial de Ciprés

aceite esencial de cipres

Este árbol alto, esbelto y cónico es bien conocido. Sus pequeñas floes dan lugar a unos conos esféricos, de color pardo o grisáceo. Es un árbol perenne, oriundo de Oriente. Abunda en parques, jardines y plantaciones utilitarias y en todo el Mediterráneo, como símbolos ancestrales de la inmortalidad. Ha dado el nombre a la isla de Chipre, donde se le rindió un culto muy especial.

El ciprés se caracteriza por tener una madera incorruptible. El árbol puede vivir más de 2000 años. El ciprés es el árbol de la serenidad, la calma, la paz, por eso se encuentra frecuentemente en los cementerios.

Respecto el aceite esencial de ciprés (Cupressus sempervirens) propiamente: es incoloro y tiene una calidad de madera y nuez con un toque de especia. Su fragancia es más bien masculina, aunque algunas mujeres pueden darle acogida como un cambio refrescante del denso dulzor de la mayoría de los perfumes, y muchas otras esencias. Su aroma recuerda al de otros aceites de la familia de las coníferas -enebro o pino- y hace buena mezcla con ellos. Constituye un aceite de baño relajador y refrescante.

El aceite de ciprés es beneficioso en las afecciones que incluyen una eliminación excesiva de líquido. Su calidad astringente y estíptica lo hace muy útil en hemorragias del tipo de la hemoptisis y la metrorragia; por vía externa es bueno para las hemorroides, las varices y la piel grasa. Actúa desde luego en el aparato reproductor femenino, probablemente a través de los ovarios, y está comprobado su valor en los trastortnos menopáusicos y menstruales. Es un antiespasmódico potente, muy útil en el asma, la tos ferina y en todas las toses espasmódicas. Es también un sedante de las terminaciones nerviosas del sistema nervioso. Debido a su efecto combinado sobre la respiración, el ciprés puede ser también útil en la bronquitis.

Propiedades del aceite esencial de ciprés según parte del cuerpo:

  • Cabeza: Laringitis, afonía, hemorragia nasal, encías sangrientas
  • Sistema digestivo: Diarrea
  • Menstruación: Dolorosa, hemorragias, pérdidas excesivas, menopausia, problemas con ovarios, regula el ciclo menstrual
  • Sistema de excreción: Incontinencia, sudoración excesiva (tanto cantidad como olor)
  • Sistema respiratorio: Antiespasmódico sobre: bronquios, asma…
  • Sistema circulatorio: Hemorroides, varices
  • Piel: Grasas o hiperhidratadas, edema, ataques biliares, repelente de insectos

Algunos ejemplos de uso externo:

  • En masaje: 3% de aceite esencial de ciprés en un aceite portador como podría ser el aceite portador de almendras dulces.
  • En baño: 6 gotas en una bañera.
  • En inhalación: 4 gotas en vaporización.

El aceite esencial de ciprés no debe usarse durante los 3 ó 4 primeros meses de embarazo. Por el resto, si sigues los tratamientos indicados, comprobarás que es un excelente remedio natural para muchas dolencias.