¡Bienvenido septiembre!

Bueno bueno bueno , ha llegado la época, esa en la que todo está un poco patas arriba…
Septiembre ya está aquí y con él llegan los inicios… no sé a vosotros si os pasa pero para mí Septiembre es el inicio del año, con él comienzan nuevos retos, metas, promesas, etc; es más año nuevo que el 1 de Enero: empiezan las clases, vuelves al trabajo sea como fuere Septiembre significa un cambio: horario, rutina, esa vuelta al gimnasio, los atascazos por las mañanas y esas puertas de los colegios a rebosar de coches en doble fila.

Nuestro cuerpo puede verse resentido por estos cambios , ya sean bruscos o no, porque si nos cuesta mentalmente , físicamente también, aunque no lo notemos a tan simple vista. Por eso hoy queremos daros algunos consejos y remedios para ayudar a nuestro cuerpo a adaptarse a dichos cambios y así poder volver con toda nuestra energía al trabajo.

Equilibrar la piel con los cambios de hábitos, de estilo de vida y cambio de estación

Cualquier cambio en nuestra actividad diaria afecta y mucho al estado de nuestra piel. No sólo son cambios climáticos que se desprenden de los cambios de estación (de verano a otoño-invierno), sino la vuelta al trabajo y a las rutinas diarias, el estrés, la vuelta a la ciudad después de un periodo de descanso en la playa o montaña y todo lo que implica un cambio de ritmo vital. Incluso, un cambio de hogar, una separación, una nueva pareja, un nuevo hijo en casa, y este tipo de variaciones de estilo de vida y afectivas también influyen en la piel de forma sustancial. Todo nuestro organismo está conectado, mente y cuerpo y la piel es lo primero que delata todos estos cambios.

Os propongo el ritual Get Going, que está pensado para personas que están cambiando sus ritmos, bien sea por la integración en la vida laboral después de un periodo vacacional, o bien por cambios de vida en general. El objetivo del tratamiento es aportar tranquilidad, confianza, activar la energía, ayudar a superar los límites que nos preocupan e incapacitan, e incluso, para estados depresivos por cambios estacionales.
Los aceites esenciales favorecen de forma intrínseca el re-equilibrio emocional, pero es cuando sabemos combinarlos y aplicarlos en tratamientos que podemos orientar mejor ese re-equilibrio, potenciando ciertos aspectos que queremos tratar en cada persona. Este ritual favorece precisamente los cambios de ritmo de vida, y activa nuestro organismo para enfrentar mejor la vorágine del día a día. Todo ello, además de favorecer nuestro estado de ánimo, se traduce directamente a una mejora de la piel, que aparecerá radiante y luminosa.
La duración total del siguiente ritual es de aproximadamente una hora. Para obtener la máxima eficacia, no olvides que debes realizar este tratamiento con todas las materias primas de primera calidad.

Materiales necesarios e instrucciones para realizar el tratamiento Get Going

  • Material básico: Jabón neutro; Sales del Himalaya o Epson; Aceites Vegetales de: Aguacate, Almendras virgen, Germen de trigo y Rosa mosqueta; Arcilla blanca o verde; Agua de mar; Hidrolato (agua de rosa, azahar…); Glicerina vegetal.
  • Material específico: Los cambios mencionados, afectan de diferente forma a cada persona, por ello, personalizaremos el tratamiento según sea apropiado:
    • Si se padece ligera depresión, usaremos Aceite Esencial de Petit-grain mandarino con Bergamota.
    • En cambio, la persona nota que no puede superar objetivos, utilizaremos Aceite Esencial de baya de Enebro.
    • Si lo que necesita es activarse energéticamente, aplicaremos Romero Alcanfor, con cuidado en su aplicación si se trata de una persona hipertensa.
    • Y si la persona requiere tomar los retos con tranquilidad, alegría y confianza, usaremos los Aceites Esenciales de Limón y Mandarina.
    • A veces, puede realizarse una combinación, ya que las personas solemos tener varios estados emocionales mezclados. Siempre deben usarse los Aceites Esenciales con conocimientos en Aromaterapia, ya que son productos altamente eficaces y potentes.
  • Material desechable: gorro, tanga, zapatillas y toallas.

INSTRUCCIONES PASO A PASO:

  1. Bienvenida: Mientras nos tomamos un té calentito nos lavaremos los pies en una cubeta o barreño con dos gotas de aceite esencial de árbol del Té.
  2. Limpieza de la piel: Una vez realizada la acción anterior, realizaremos una limpieza de la piel con jabón neutro, primero las piernas, glúteos, espalda y finalizaremos en los brazos. Al terminar retiraremos el jabón.
  3. Exfoliación de la piel: Una vez limpia la piel, aplicaremos el exfoliante, (en el cuerpo no es necesario retirarlo, a no ser que tu piel sea muy sensible). Mezclaremos las sales con el Aceite Vegetal de Almendras, hasta que quede una pasta. El orden de aplicación será el mismo que el anterior.
  4. Tratamiento: Una vez tenemos aplicado el exfoliante, como no es necesario retirar, aplicaremos la arcilla. En la arcilla aplicaremos los aceites esenciales (dos gotas de cada, según los que hayamos escogido por el estado en el que nos encontremos). Dejaremos actuar aproximadamente 20 minutos. No hay que cubrir con plástico.
  5. Masaje y finalización: A continuación nos daremos una ducha sin jabón para retirar el producto. Seguidamente realizaremos un masaje estimulante con los aceites vegetales y esenciales. Los mezclaremos siempre poniendo dos gotas de cada aceite esencial adecuado. Si los queremos usar todos, en total tendríamos 10 gotas de aceites esenciales.

Con este ritual verás cómo tu cuerpo acepta mejor los cambios que estás realizando y te ayudará a afrontarlos, además nunca viene mal mimarnos un poco, puedes realizarlo un par de veces al mes. Pero no conformes con ayudar a tu cuerpo queremos…

…darle un toque especial a tu casa con aceites esenciales

Y es que el ambiente que nos rodea también es muy importante para nuestro cuerpo y nuestra mente, por ello si llegas un día a casa del trabajo, estresado/a que tu casa huela bien, con un aroma que endulce y relaje te ayudará a descansar mejor o a dejar un poco los problemas de lado, por ello a continuación os dejamos algunos aceites que te ayudarán en este aspecto.
Los olores son poderosos: un simple olor puede desencadenar inmediatamente un poderoso recuerdo, lugar o persona. Los aromas tienen el poder de evocar emociones y recuerdos instantáneamente y pueden impactar directamente nuestros cuerpos a través de nuestro sistema nervioso.

El nervio olfativo nos da el sentido del olfato y comienza en la nariz y entra en el cráneo a través de pequeños orificios para conectarse directamente con el cerebro. Este nervio envía señales casi instantáneamente a muchas partes del cerebro, incluyendo el sistema límbico y la amígdala, que están a cargo de las emociones, el humor y la memoria. Estos sistemas también se encargan de regular nuestro sistema nervioso autónomo, que puede desencadenar una respuesta de lucha o de huida, acelerando nuestra respiración, la frecuencia cardíaca y elevando nuestra presión arterial, o puede calmarnos mediante el encendido del sistema nervioso parasimpático, que relaja nuestros cuerpos.

Aquí hay 4 aceites esenciales que pueden ayudar a aliviar el estrés y promover el sueño.

Al reincorporarse al horario laboral a veces no es fácil conciliar el sueño.

1. Lavanda
El aceite esencial de lavanda es uno de los aceites esenciales más estudiados en cuanto a sus efectos relajantes. La lavanda también puede ayudar con el insomnio leve y proporcionar una mejor calidad de sueño. También se ha descubierto que la aromaterapia de lavanda ayuda a reducir la ansiedad y la depresión.

2. Limón
El aroma de los cítricos puede aliviar el estrés y la ansiedad y reducir la frecuencia cardíaca. Los limones enteros se dejan flotar en baños calientes en el invierno para aliviar el estrés. Su aceite esencial usado en difusor tendrá el mismo efecto.

3. Bergamota
La bergamota es una fruta que se parece en cuanto a olor entre la naranja amarga y el limón o la lima. El aceite esencial de bergamota se utiliza a menudo en fragancias y aromas alimentarios, y también se cree que tiene propiedades antibacterianas. El aceite esencial de bergamota reduce la frecuencia cardíaca, la presión arterial y el estrés.

4. Ylang Ylang
El aceite esencial de Ylang Ylang tiene un aroma floral extraído de la flor de un árbol tropical del sudeste asiático. El aroma de Ylang Ylang ha demostrado ser relajante y disminuir la presión arterial.

Esperamos que estos remedios os ayuden a mejorar vuestro ánimo en este mes de Septiembre , nos veremos pronto con más remedios.