Beneficios y propiedades del Aceite Esencial de Lavanda

campo de lavanda

Hoy vamos a tratar sobre el Aceite Esencial de Lavanda, decir que este aceite es uno de los aceites esenciales más importantes que existen, por sus diferentes propiedades, su gran cantidad de aplicaciones y sus múltiples beneficios.

No puede faltar en nuestros hogares y ante cualquier duda de que aceite esencial utilizar, es de los primeros que debemos probar.

¿De dónde proviene el Aceite Esencial de Lavanda? Un poco de historia:

La forma de conseguir este Aceite Esencial es mediante el destilado de Lavanda (Lavandula officinalis), un arbusto que procede de países mediterráneos de África y Europa, es un arbusto de ramas espigadas, sus flores son de color morado y con un olor muy agradable.

El origen de la aromaterapia moderna es en parte gracias a la Lavanda. Un químico de origen francés llamado Rene Maurice Gattefossé sufrió quemaduras en su mano y para su recuperación usó Aceite Esencial de Lavanda, con un fantástico resultado. A raíz de esto centró su vida en el estudio de los Aceites Esenciales de un modo más terapéutico.

A aquellas personas que desean iniciarse en el mundo maravilloso de la aromaterapia, se les suele aconsejar que los primeros experimentos sean con Aceite Esencial de Lavanda, ya que es uno de los que nos ofrece más polivalencia  y versatilidad.

Además, es uno de los pocos Aceites Esenciales (junto con el de manzanilla y el de árbol de té) que pueden aplicarse en la piel directamente, aunque hemos de tener la precaución de no pasarnos con las gotas, han de ser las mínimas posibles.

El aceite esencial de Lavanda tiene la capacidad de potenciar el efecto de los Aceites Esenciales utilizados en diferentes mezclas que, añadiéndoles unas gotas de Lavanda se verán enriquecidas.
Siempre hay que tener en cuenta  algunas precauciones básicas cuando se haga uso de Aceites Esenciales.

  • Propiedades del Aceite Esencial de Lavanda
  • Antisépticas: Tiene la capacidad de enfrentar a bacterias, virus e infecciones de distintos tipos
  • Sedantes: Es un maravilloso relajante, sirve para paliar síntomas tales como nervios, depresiones e insomnios
  • Analgésicas: Reduce el dolor y las inflamaciones
  • Antiespasmódicas: Útil en cuadros de infección leve de bronquios y de garganta.
  • Antiinflamatorias: Alivia y minimiza los síntomas de inflamación, infección…
  • Regeneradoras: Ayuda a que se mantenga la epidermis en buen estado, y también en el caso de que hayamos sufrido quemaduras, acné etc.
  • Potenciadoras: Como ya hemos mencionado, potencia al resto de Aceites Esenciales, basta con añadir unas gotas de Aceite de Lavanda.

Ejemplos de usos del Aceite Esencial de Lavanda

Para cuidados de la piel:

  • Para las arrugas
  • Acné juvenil
  • Heridas y quemaduras de menor grado
  • Dermatitis y eccemas
  • Para los granitos de la varicela

Para la higiene:

  • En el caso de infección ginecológica
  • Como desodorante natural
  • Para hacer bañeras de Lavanda

Para resfriados y bronquitis leves:

  • Hacer vahos y baños de vapor
  • Para casos de tos irritativa

Para calmar el sistema nervioso:

  • Relajante para los bebés añadiendo unas gotas en las sábanas