¡Al buen tiempo… piel sana!

Ya tenemos encima el buen tiempo y con él llegan las tardes infinitas, las terrazas a rebosar y sobretodo el sol y la playa. De estos dos puntos es de lo que vamos a hablar hoy. Y es que, a pesar de ser dos de las mejores cosas del verano, son también un problema para nuestra piel.

Generalmente en verano nuestra piel se resiente, la sequedad del ambiente y la larga exposición solar no son buenas aliadas para mantener una piel sana.

El verano llegará pisando fuerte el 21 de Junio y desde el equipo de Essenciales queremos que estéis preparados para esta estación del año, dándole un cuidado especial a nuestra piel para que no sufra ningún daño. Y además tenemos un consejo especial para la gente a quien le guste el morenito…

Aquí os dejamos unos consejos para antes de tomar el sol:

Aceites esenciales y vegetales para el sol

CONSEJO 1 – Antes de exponerte al sol, empieza a estimular la capacidad bronceadora de tu piel

El sol emite rayos UVA y UVB que no son filtrados por la capa de ozono del planeta. Como consecuencia, llegan al tejido de la piel, estimulando uno de los mecanismos naturales de defensa del cuerpo contra los rayos ultravioleta: la síntesis de la melanina. Este fenómeno es el responsable de la coloración de la piel y del bronceado.

La cosa es que cuando la piel no ha estado expuesta al sol durante algún tiempo, tiene un nivel muy bajo de melanina, lo que implica que es mucho más difícil para la piel defenderse de los rayos UV. Para preparar tu piel para la exposición al sol – lo que se debe hacer al menos una semana antes de ir de vacaciones- empieza a estimular la síntesis de melanina y el bronceado natural para evitar quemaduras y la pigmentación solar.

Para ello utilizaremos aceites esenciales de bergamota (solo de noche) y de zanahoria y potenciar las defensas naturales de la piel. También usaremos el macerado de zanahoria  para estimular la producción de melanina. Los Aceites  vegetales  de rosa mosqueta, manteca de karité y de coco también ayudan a reducir la deshidratación y a preservar un aspecto joven en la piel.

Debemos aplicarlos en rostro y cuerpo al menos una semana antes de la exposición al sol.

CONSEJO 2 – Exfoliar la piel

Otra buena manera de preparar tu piel es exfoliarla antes de la exposición al sol para eliminar las células muertas que impedirían que la piel obtenga un bronceado uniforme.
Estos son algunos exfoliantes naturales que podéis hacer en casa:
Azúcar y aceite de oliva ( para zonas secas como codos o labios)
Sal epson o de himalaya y rosa mosqueta.
Avena y miel
Sal marina y aceite de oliva o coco

CONSEJO 3 – Hidrata y nutre tu piel

La hidratación de la piel es muy importante después de la exposición solar, pero también lo es antes. Un aceite vegetal  no protegerá tu piel del sol, pero ayudará a limitar sus daños. De hecho, la piel seca tiene más probabilidades de quemarse con el sol, ya que es mucho más vulnerable a los rayos UV. Hidratar y nutrir profundamente la piel con aceites vegetales antes de exponerse al sol ayudará a reconstruir su capa protectora.

Algunos aceites vegetales para hidratar y proteger la piel son:

Nuestro consejo especial:

Debemos confesar que nos encanta el verano, la playa y el moreno; y por ello tenemos algunos trucos para que tu piel luzca estupenda.

Usa un aceite iluminador para resaltar tu moreno

Sí, un iluminador corporal de un tono rosado, dorado o plateado (si estás más blanquito), hará que tu moreno parezca más intenso y además le dará un brillo especial a la piel.

bebe_mango_bronceado_piel_verano_melaninaComer

No, no nos hemos vuelto locos, la ingesta de alimentos que activan la melanina son nuestros grandes aliados para el verano: zanahoria, mango, naranja, tomate, calabaza, etc.
Nuestra forma favorita de tomarlos es con un buen zumo mañanero de mango, naranja y zanahoria, además de estar delicioso y ser refrescante, ayudará a tu piel a activarse y estar más receptiva al sol.

A continuación os dejamos algunas formas de combinar nuestros aceites:

En un recipiente de 50 ml mezclar:

Para una piel muy seca: aceite vegetal de rosa mosqueta + aceite esencial de zanahoria 5 gotas + aceite esencial de mirra 8 gotas + aceite esencial de palmarosa 12 gotas

Para proteger la piel del sol: aceite vegetal de aguacate 50% + sésamo 50% Aunque no sirve como protector 100%  para exponerse a la luz del sol, sí que ayudará a la piel a estar más cuidada ante éste.

Para preparar la piel para ese bronceado tan deseado: macerado de zanahoria + 10 gotas de aceite esencial de zanahoria + 15 gotas  de aceite esencial de bergamota. (debe ser aplicado de noche, puesto que la bergamota es fotosensible).

Como nota final no olvidar el poder reparador tras una sobre-exposición solar del macerado de hipérico (sus virtudes calmantes son muy populares); aunque siempre debe aplicarse de noche, pues también es fotosensible. Por lo que no debemos exponer al sol las zonas donde lo apliquemos.

Cuidaos mucho esta temporada y preparad vuestro cuerpo para el verano empezando por visitar alguna terracita, nosotros os escribiremos muy pronto con más consejos para el verano pero de momento… ¡a disfrutar!