Adiós a los mosquitos y a las rozaduras en verano

Bueno, seguimos con el verano y con nuestros remedios para esos males que nos acechan en esta estación. Ya hemos visto cómo debemos cuidar y preparar la piel y el cabello para la exposición solar y cómo aliviarla si llegásemos a quemarnos. Hoy tenemos la solución a otros dos clásicos problemas del verano: LOS MOSQUITOS y las ROZADURAS en la piel. Sigue leyendo para ver cómo librarte de picaduras de insectos y cómo sanar rápidamente rozaduras con aceites esenciales.

Adiós picaduras
Estos bichitos, de aspecto y tamaño aparentemente inofensivo son realmente un incordio y no porque sean ruidosos y pesados como las moscas, si no porque les gusta demasiado nuestra sangre. Jamás te pica sólo un mosquito o sólo una vez, y siempre vamos con más de una picadura que, como poco, son molestas.

Por ello hoy queremos daros una ayudita para repeler a estos pequeños insectos, para que simplemente nos dejen tranquilos.

Por aquí os dejamos una buena solución para repeler a los mosquitos con aceites esenciales:

Repelente de mosquitos natural

En un recipiente de 100 ml mezclar:
70% de alcohol de 70 grados
20% de agua mineral
10 gotas de aceite esencial de árbol de té
40 gotas de aceite esencial de geranio (egipto)
20 gotas de aceite esencial de lavanda
10 gotas aceite esencial de citronela

¿Por qué estos aceites esenciales sirven para repeler mosquitos y otros insectos?

Aceite esencial de Árbol del té:
Se ha demostrado que el aceite del árbol del té repele a los insectos. Es tan efectivo o más efectivo que los insecticidas o repelentes estándar o químicos.

Aceite esencial de Geranio:
Es uno de los aceites esenciales más comunes en los repelentes naturales y mezclado con el resto de aceites esenciales que indicamos arriba, potencia su efectividad.

Aceite esencial de Lavanda:
La lavanda (Lavandula angustifolia) es una planta muy útil para tener a mano tanto para ti como para tu jardín. Su aceite esencial se puede usar para repeler muchos insectos molestos como: mosquitos, pulgas y polillas; las repele de humanos, animales e incluso otras plantas.

Aceite esencial de Citronela:
La citronela es un conocido repelente natural de mosquitos, su aceite esencial se utiliza para hacer lociones, aerosoles y velas.

Con esta sinergia veréis como esas cenas en los patios o terrazas, esos días de piscina y las noches con la ventana abierta pasan a ser mucho mejores; espantarás a los mosquitos y además sin dañar ni el medio ni tu salud, ya que con este remedio no te hará falta usar productos químicos agresivos o tóxicos.

Para los más perezosos también podéis encontrar en nuestra web un antimosquitos 100% natural ya elaborado y muy eficaz.

Aliviar rozaduras con aceites esenciales

Como sabemos que son varios los problemas que acarrea el verano y no queremos que os quedéis con ellos, vamos a hablar un poco sobre las rozaduras. Y es que, ¿Quién no se ha hecho polvo el pie con unas sandalias nuevas?

Siempre es la misma metodología: empieza a hacer calor y sacamos nuestra ropa y calzado de verano y de repente !PAM¡ rozaduras en los muslos, en los pies, e incluso en las axilas.

Da igual lo cómodas que fueron esas sandalias el verano anterior, sin ninguna duda, el primer día de este verano que te las pongas te hacen daño, esto es así y tenemos que vivir con ello.

Y no sólo los pies, los muslos y las axilas sufren mucho en esta época por el roce y el sudor y en ocasiones puede llegar a ser realmente doloroso.

Otros afectados en silencio de las rozaduras con los niños: bien sea por rozaduras en los muslos de correr con el bañador empapado o por esos malditos manguitos que les irritan la piel, sean del material o la forma que sean, terminan haciendo rozaduras e incluso heridas a los más pequeños.

Recetas naturales para curar las rozaduras:

Una mezcla de 2-3 gotas de aceite de árbol del té y 2-3 cucharadas de aceite de coco pueden ayudar a curar las áreas más delicadas que pueden rozar.

Pero si el aroma del aceite de árbol del té es demasiado intenso para ti, te recomendamos hacer una sinergia con:
2-3 cucharadas de aceite de coco mezclado con 2-3 gotas de incienso y lavanda.
Puedes aplicar cualquier mezcla hasta tres veces al día siempre antes debes limpiar bien la zona con agua y jabón.

Nos vemos pronto con más remedios para los problemas veraniegos pero hasta entonces,
¡a seguir disfrutando!